Día del libro

El patio ha amanecido cubierto de flores. Esta pasada noche ha debido soplar el viento que se ha llevado las nubes, ha esparcido por todos los rincones las flores de la buganvilla y nos ha regalado una espléndida mañana primaveral.  Es lo que corresponde a esta primavera cambiante, fresca, incluso invernal en algunas ocasiones.

Los lunes tienen un punto más de aceleración que cualquier otro día de la semana, como si el sosiego de los domingos por la tarde se quebrara de golpe y nos desbordara la prisa con tan solo abrir los ojos al amanecer. Sin embargo, hoy es un lunes diferente, con cientos de miles de flores inundando las calles. El viento de la mañana llevará las palabras y las historias de un lugar a otro, igual que el polen se posarán aquí y allá y germinarán espléndidas, hermosas y nuevas palabras. Me gusta el veintitrés de abril; flores y libros por doquier, ferias que se inauguran, escritores que charlan con sus lectores, que dedican sus libros en todas y cada una de las ciudades por las que estos días se esparcen las hojas de los geranios, del azahar, de las buganvillas, de las acacias, de las jacarandas… y de los libros.

Ángela Gutiérrez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s