SIN PALABRAS

Vísperas de la Nochebuena, en la casa de mis padres.  La tarde, fría y ventosa invitaba a arroparse en la mesa camilla al calor del brasero y al olor de la chimenea. Lloviznaba y el cielo plomizo ocultaba las cimas de las montañas. Como todos los años, mi padre había preparado los avíos para montar el Portal de Belén y los críos llevaban toda la tarde entretenidos disponiendo los corchos y las piedras, las figuritas de los pastores y las ramas de madroño siguiendo los sabios mandatos del abuelo.  Los niños, eran cuatro con edades comprendidas entre los tres y los ocho años, empezaban a impacientarse porque su interés final consistía en colocar por el camino del desierto a los tres Reyes Magos y a todo su séquito. Pero eran cuatro críos y solo había tres reyes; alguien tenía que ceder. Empezaron a buscar una solución y recurrieron al argumento más fácil: el de más edad se adjudicaba mayor privilegio, ese es el que colocaría al primer rey; le seguirían los demás siguiendo el orden cronológico estricto. Pero entre los cuatro discutían quién era mayor o menor. Enrique, mi hijo, que era el mayor, entonces tenía ocho años (anda ahora por los catorce) paró la discusión dirigiéndose  a los demás: “Vamos a ver, Aurora (la más pequeña) tú eres pequeña para mediana; Elisa (hermana de Aurora y algo mayor que ella) tú eres mediana para grande; Lucía (su hermana y unos meses mayor que Elisa) tú eres grande para adolescente; y yo – dice Enrique con seguridad – soy adolescente para joven”. Entonces mi hermana, la tía de los niños pregunta “¿Y yo que soy?” Enrique le responde: “Tita, tú eres joven para adulta.” Seguidamente pregunta el padre: “¿Y yo?” Rápidamente Enrique le contesta: “Papá tú eres adulto para viejo.” La abuela, mi madre que no puede resistir la curiosidad dice entrecortadamente: “Oye, Enrique, y entonces ¿yo que soy?” Enrique, con sus ocho años responde de inmediato “Abuela, qué tontería, tú, tú eres vieja para muerte”.

Hubo un dilatado y solemne silencio.

 Ángela Gutiérrez

Anuncios

Un pensamiento en “SIN PALABRAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s